Personas Sin Hogar

Las Personas Sin Hogar serian el paradigma de la exclusión social más grave en las sociedades occidentales.

Estas personas necesitan el apoyo profesional para acceder a los derechos sociales, su situación social puede llegar a deteriorar la imagen de si mismos, llegando a pensarse como sujetos pasivos de su situación y a truncar cualquier idea de mejoría de su situación en un futuro próximo.

La Exclusión Social es una situación que atraviesan un número demasiado elevado de personas y que, grosso modo, les configura como un colectivo ajeno a la participación en la sociedad en la que viven de un modo integral. En el ámbito de las PSH se ha venido desarrollando un cambio de paradigma en el abordaje de estas situaciones: de la exclusión social a la exclusión residencial.

De esta manera, se está poniendo el acento y priorizando el acceso a recursos residenciales, lo más normalizados posibles como condición necesaria para un abordaje de la situación con mayores garantías de éxito y sobre todo realizando una labor de respeto a los Derechos Humanos y el cumplimiento de la Constitución Española en su artículo 47: todos los españoles tienen derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada”.

Así pues, desde Arimasiap apostamos por desarrollar proyectos propios y de terceros en el que la dimensión residencial juegue un papel fundamental en la metodología de intervención

Ya que entendemos  que “la exclusión social no puede entenderse ni conceptualizarse sin tener en cuenta la exclusión residencial” (Laparra, 2007) por lo que la dimensión residencial ha de tenerse en cuenta tanto en la explicación como en la solución de las situaciones de sinhogarismo.
Nuestras fortalezas se fundamentan en proyectos técnicos ajustados a la realidad local en la que se desarrolla la actividad, innovación en cuanto a la metodología de intervención, responsabilidad en la gestión del servicio apostando por la transparencia máxima, rendición de cuentas a la administración pública y no compartir el juego de bajadas económicas de los licitadores que limitan las posibilidades de gestión de servicios que atienden a un colectivo que requiere del esfuerzo y compromiso de todas las partes implicadas.

Servicios

Este Servicio público, dependiente del Área de Bienestar Social y Empleo y Planes Integrales de Transformación Social del Ayuntamiento de Sevilla Contrato, consiste en la gestión de 20 pisos unipersonales para personas sin hogar en situación de especial vulnerabilidad y/o con problemas de adaptación en recursos de alojamiento colectivo.

Utilizamos una metodología basada en el Housing First pero adaptada a las condiciones de ser un servicio público y formar parte de una red más amplia de recursos públicos/privados que atienden de forma integral a las personas que se encuentran en una situación de riesgo y/o exclusión social grave.

Partiendo de la cobertura de las necesidades básicas, se trabajan las habilidades residenciales, acceso a los derechos sociales, participación social en el barrio en el que se encuentra conviviendo, siempre orientando la intervención hacía la adquisición de la autonomía personal.

Se acompaña a la persona participante en el proceso de autoconocimiento de sus potencialidades reales para adaptar una respuesta consensuada que encaje con las posibilidades de salida del servicio.

El Ayuntamiento de Sevilla puso en marcha un dispositivo de emergencia para dar alojamiento temporal a las personas sin hogar al inicio de la pandemia por COVID-19. Arima Siap fuimos adjudicatarios de un contrato para la puesta en marcha, ejecución y cierre de dos Centros Residenciales de Emergencia por la COVID-19 dispuestos en los pabellones deportivos de Polígono Sur y los Bermejales.

Atendiendo a las condiciones técnicas, pusimos en marcha los dos centros desde el inicio: reclutamiento y selección de personal, prestación de los servicios de manutención, higiene, ropería, cobertura de gastos de farmacia, acceso a los tratamientos con metadona, actividades de ocio, etc.

Se movilizaron más de 90 profesionales en tres días para ofrecer un servicio integral 24/7 durante los meses de marzo, abril, mayo y junio y poder ofrecer una atención social y de gestión de los espacios durante todo el contrato.

Se desarrolló un trabajo coordinado con las áreas municipales responsables: Bienestar Social y Empleo y Zonas de Transformación Social, Área de Salud, Servicios Sociales Comunitarios, IMD, Policía Local, Policía Nacional y Protección Civil así con el resto de entidades que atienden a las personas sin hogar en la ciudad de Sevilla.

Se cubrieron las necesidades básicas de manutención, higiene, ropería a más de 500 personas durante toda la duración del contrato, se cubrieron los tratamientos farmacológicos de 122 personas, se pusieron en marcha 64 actividades distintas en las que participaron más de 300 personas diferentes siempre respetando los protocolos que desde el Área de Salud municipal, el Gobierno Central y Autonómico de prevención de la COVID 19 logrando que en todo el tiempo que los centros permanecieron abiertos no hubiera ninguna persona contagiada.